MARCO LICINIO


Se cuenta que el prestamista y senador romano Marco Licinio Craso (c. 115-53 a. C.) —que ha pasado a la historia porque, en el año 60 a. C., formó el primer triunvirato, junto con Pompeyo y Julio César— tenía, además, otras ocupaciones mucho más lucrativas. Según parece, Craso organizó lo que se ha considerado el primer servicio de bomberos en la ciudad de Roma. Esto sería positivo si, además, no hubiera organizado simultáneamente un grupo de incendiarios que le procurase trabajo al otro grupo, así como pingües beneficios a él. Sus servicios estaban condicionados por una extraña norma: cuando se le notificaba que una casa estaba ardiendo, en primer lugar se la compraba al dueño, y después apagaba el fuego. Si el propietario no quería vendérsela, dejaba que la casa se quemara. Llegó a ser tan proverbial la avaricia de Craso que murió en la batalla de Carras, asesinado de un modo atroz por sus enemigos partos, que le capturaron cuando él iba a parlamentar, introduciéndole por la garganta oro fundido, en alusión precisamente a su codicia  

17Jun
Comentarios
* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.