CARNEGIE


Se cuenta que Carnegie tenía un perro al que quería mucho. Una vez que pasaba unos días de vacaciones en el lago Míchigan, el perro desapareció. De inmediato, Carnegie puso un anuncio en el periódico local, Morning Herald , que decía: «Perdido un fox terrier blanco que responde al nombre de Billy . Se ofrecen mil dólares a quien lo encuentre y lo devuelva a su dueño en Star-Palace». Sin embargo, el anuncio no se publicó, y Carnegie fue a la redacción a protestar. No había nadie. Llamó a voces y, al fin, le atendió una mujer que estaba limpiando el local. —¿Es que no hay nadie? —preguntó airado. —No; se han ido todos señor —respondió la mujer sin dejar de limpiar—. Por lo que he oído, me parece que han ido en busca de un perrito blanco llamado Billy .

17Jun
Comentarios
* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.